PIEL SENSIBLE – FRAGILIDAD – ROJECES – SISTEMA INMUNE

 

“Karian Sei trata éste estado de piel, calmándola, reconfortándola
y enseñándola a comportarse como una piel normal,
activando sus propias defensas naturales”

Esta piel suele presentar un aspecto terso y luminoso en la
juventud, libre de impurezas o granitos, pero una vez
comienza a cumplir años, desarrolla todos sus
síntomas de hipersensibilidad.

Se manifiesta cuando la función de la barrera natural de la
piel está deteriorada, con la subsiguiente pérdida de
agua y penetración de irritantes.

Los síntomas aumentan por factores a los que la piel facial
es la más expuesta, conocer a fondo las causas de la
piel sensible y los factores que pueden empeorarla
nos ayuda a reducir su impacto y atenuar
sus apariciones.

Insuficiencia de la capa córnea

La piel sensible no presenta un escudo compacto, ya que muestra
una barrera cutánea deficiente y permeable, lo que permite que
los agentes irritantes penetren con facilidad. Pero no sólo
permiten la entrada de activos agresivos, sino que
además facilita la evaporación del agua de
la piel, lo que contribuye a que se
deshidrate y seque con facilidad.

Activación del sistema inmune

Los agentes externos son reconocidos como irritantes, y la piel
se defiende, reacciona y muestra los cambios, rojeces e
hipersensibilidad. Esta inflamación produce radicales
libres que, con el tiempo, se traducen en un
envejecimiento prematuro de la piel.

Excitación de las fibras nerviosas

El organismo reacciona ante las agresiones con una liberación de
neuropéptidos que se traduce en molestias y dolor.
Este es el motivo por el que el cutis sensible
a menudo se siente incómodo, tirante e
incluso irritado.

 

SENSITIVE & DEFENSE >

SEDA – EQUILIBRIO – CALMA

CELL REPAIR CREAM >

Protector Celular
Fortalecedor

CELL DEFENSE ESSENCE >

Nutrición – Recuperación
Anti – Stress

OIL CONTROL CREAM >

Equilibrante
Anti – imperfecciones