RECONSTRUIR LA BELLEZA

Karian sei

 

VITAL CURE >

Limpieza Multiactiva

Las 2 Fases de limpieza imprescindibles en los tratamientos Karian Sei,
actúan en las tres capas de la piel. Dos fórmulas científicamente
avanzadas, con exigentes principios activos que proporcionan
una mejoría notable en la fisiología y salud de la piel.

VITAL BOOSTER CREAM y VITAL RENEWAL LOTION
unidos, actúan como imanes que dejan el poro limpio en su totalidad,
favoreciendo así la absorción del 100% de los activos, aplicados posteriormente.

 

“La exposición prolongada al sol produce una falta de hidratación en la piel”

No todas las pieles se deshidratan de la misma manera, pero puede darse a
cualquier edad y afecta a todos los tipos de piel.

Ya sea seca, grasa, mixta o normal, la piel puede estar deshidratada debido a las
agresiones externas, tales como temperaturas demasiado bajas o demasiado
altas, el viento, el sol, las limpiezas agresivas repetidas, etc.

Las capas superiores de la epidermis tienen un papel esencial en la lucha contra
estas agresiones, pero con la edad, su función barrera es menos eficaz.
La piel pierde su capacidad para retener el agua y se deshidrata.

 

 

“La piel desvitalizada suele verse en mujeres que tienen más de 35 años”

Circunstancias como dietas inapropiadas, adelgazamientos bruscos, situaciones
de estrés o de ansiedad, enfermedades, costumbres poco saludables
(fumar, tomar demasiado el sol, etc,) pueden ocasionar que la
piel se presente con falta de tono, sin brillo, marchita,
más flácida y con arrugas más pronunciadas.

En las mujeres cercanas a esta edad, las glándulas sudoríparas segregan menos
cantidad de grasa y sudor, la piel se vuelve mas seca, y por eso se puede
notar la falta de luminosidad, aparecer pliegues o arrugas.

 

 

Es una piel gruesa, con tendencia a la aparición de poros dilatados,
puntos negros, y en algunos casos, acné, con presencia de
lesiones inflamatorias y espinillas; el cutis graso se
caracteriza por un exceso de sebo que se
traduce en un aspecto brillante.

El envejecimiento es más lento que en otro tipo de piel, y aunque no es
una piel propensa a las arrugas, es importante llevar una limpieza
cuidadosa a diario, para mejorar el aspecto de la piel;
es importante mantener la piel grasa limpia,
para evitar que se obstruyan los poros.

La piel grasa tiene un importante componente genético y suele darse con más
frecuencia durante la adolescencia, por el aumento de la actividad
glandular (y, con ello, también de las glándulas sebáceas),
pero existen también hábitos que favorecen el
exceso de sebo en el cutis.

 

 

¿Quieres conseguir que tu piel sensible
evolucione para convertirse en una piel normal?

Las pieles sensibles reaccionan intensamente con diferentes
sensaciones según en qué grado y fase de sensibilidad se encuentren.
Esta sensibilidad va aumentando si no se trata adecuadamente.

¿Cuáles son los síntomas de una piel sensible?

Tirantez, calor, rojez con los cambios
de temperatura, picores, hormigueo, deshidratación, etc.

¿Cuáles son los factores que provocan la sensibilidad en la piel?

Variaciones climáticas; polución; tratamientos agresivos; estrés;
desequilibrios hormonales; medicamentos; cosméticos inadecuados; alimentación, etc.

Nuestro modo de vida es en gran medida
responsable del aumento de la sensibilidad en la piel.

 

 

 

Las manchas son el tercer vértice del triángulo del envejecimiento,
siguiendo muy de cerca de arrugas y flacidez. Signo evidente
de la edad, detrás de ellas se esconde su detonante
número uno: el sol.

La piel registra cada uno de los daños que sufre, radiaciones solares,
cambios bruscos de temperatura, contaminación, etc.,
en su código biológico.

Con el paso del tiempo su capacidad de respuesta disminuye,
su sensibilidad aumenta y reacciona ante todo ello.
Como consecuencia, la piel no tiene capacidad
de realizar su función barrera protectora.

El resultado es una tez apagada, sin vitalidad y con mayor
predisposición a las manchas, sobre todo en las
zonas más expuestas.

 

 

Al envejecer, la piel cambia, se modifica, pierde su hidratación
natural y se deteriora.

El colágeno, principal fibra de sostén, disminuye su producción,
dando lugar a que el tejido de soporte cutáneo  y la unión
entre la dermis y la epidermis se debilite, ocasionando
a su vez pérdida de tonicidad y firmeza.

Se forman depresiones en la superficie de la piel: las arrugas.

Conocerlas para vencerlas

Superficiales

Se originan como resultado de las modificaciones de
la epidermis y de la unión dermo – epidérmica.
Al disminuir la fabricación de fibras de
colágeno, disminuye el nivel de
hidratación y nutrición.

Profundas

La causa de su origen se debe a la transformación de la dermis.
Con el tiempo las células dérmicas fabrican menos
vitamina C, para la formación de colágeno,
produciendo menos fibras.

La dermis pierde densidad y elasticidad, se relaja,
apareciendo la flacidez cutánea y arrugas
profundas en la piel.

Arrugas de expresión

Se hacen visibles con las repetidas contracciones de los músculos.
Los músculos, adheridos a la dermis, se someten a un contínuo
movimiento, ésta estructura intradérmica se va alterando
progresivamente y con el tiempo se vuelve
rígida y se pliega.

Finalmente éstos pliegues se transforman exteriormente
en las arrugas de expresión.

 

 

El envejecimiento es un proceso inevitable e irreversible,
pero podemos actuar retrasándolo. Un correcto cuidado,
hidratación y nutrición de la piel retrasará los
signos del envejecimiento. Asimismo, hay que
evitar la exposición a las radiaciones
ultravioletas y medioambientales
nocivas para la piel.

La piel es un sistema tridimensional y su equilibrio se basa en la
comunicación celular; con el envejecimiento estos sistemas de
comunicación se deterioran originando un desequilibrio
celular en la epidermis y en la dermis que provoca
los signos externos del envejecimiento como son
las arrugas, la deshidración, la falta de
densidad y su elasticidad se ve
deteriorada.

 

 

La piel del contorno de los ojos es la zona más frágil de todo
el rostro, esta zona tiene una piel muy fina, unas diez
veces más fina que en el resto de las zonas.
Por ser tan fina su película hidratante
es muy pequeña ya que no contiene
suficientes glándulas sebáceas
y sudoríparas.
Además su microcirculación sanguínea funciona de manera
más lenta, como consecuencia, el drenaje de la zona
será siempre insuficiente.

¿Qué ocurre de especial en la zona del contorno?

“El parpadeo”

Este gesto la somete a un estrés constante.
Parpadeamos entre doce y veinte veces por minuto o unas
doce mil veces al día. Todo este ajetreo altera las
fibras de colágeno y elastina, provocando una
pérdida de elasticidad y un problema de
distensión en esta zona.
Además, esta zona está constantemente expuesta a las
condiciones atmosféricas (frío, sol, viento) así
como a la contaminación ambiental.

Estos factores actúan en esta zona de forma externa y directa
provocando que el proceso de envejecimiento cutáneo del
contorno de los ojos se acelere y se produzca mucho
antes que en el resto del rostro.